DEMOS LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR A LOS NIÑOS CON TDAH
Normalmente en los conflictos cotidianos que se suceden en casa con nuestros niños, TDAH o no, sucede que, al no responder ellos positivamente a nuestras órdenes, normas y deseos, se generan dentro de nosotros, los padres y madres, unas emociones que generan mucho malestar y provoca que demos respuestas poco adecuadas para conseguir los fines que pretendemos. Son conflictos repetitivos, siempre tienen  la misma cadencia, el mismo recorrido, el mismo principio y el mismo final; y lo que si podemos decir de todos es que no producen ningún aprendizaje positivo en los niños, no educan; no dejan de ser intercambios y juegos emocionales.  En la medida que vamos aprendiendo a darles nuevas respuestas, menos emocionales y más racionales, conseguimos que nuestros chicos empiecen a desplegar también nuevas conductas más adaptadas. Sin duda, ese es el mejor apoyo que le podemos dar. Ofrecerle la posibilidad de que se comporte de manera diferente.
Procuremos dejar de lado lo emocional, la frustración, el cansancio; y descubrámonos a nosotros mismos como padres y madres competentes en un ambiente familiar sosegado y nutritivo.
En el siguiente enlace se describen algunas técnicas muy efectivas para regular el comportamiento de los niños. Recomendaros que seáis constantes, y que no digáis eso de que " eso ya lo probé y no funciona". Todas esas técnicas funcionan si siempre las aplicamos, si no damos diferentes respuestas ante el mismo conflicto; si somos capaces de reconocer la fase aguda que se producirá en los niños cuando comenzamos aplicarlas, comprenderla, aguantarla y superarla a su lado, con firmeza y mucho amor.
http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/3/WebC/lujose/TECNICAS_para_el_control_de_conductas.htm